A las y los integrantes del Comité Ciudadano del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Baja California presento la siguiente EXPOSICIÓN DE MOTIVOS, con la finalidad de sustanciar uno de los requisitos establecidos en la norma que regula el Derecho al Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales en Baja California, y en la Convocatoria aprobada el 6 de marzo de 2019. Para ser candidata a Comisionada del ITAIPBC y tener la oportunidad de concursar ante el Congreso del Estado local y ante el Gobernador del Estado por dicho cargo.

Hago llegar esta información para presentarme ante ustedes como una persona con valores éticos y familiares digna de ganar un espacio público que signifique ser parte toral del órgano garante del Estado, y parte actora de hacer del Derecho a la Información Pública un derecho más accesible y real. Busco me conozcan como una mujer que investiga, escribe e imagina formas de mejorar su entorno y ocupar un espacio público para realizarlo. Soy una bajacaliforniana con planes y oídos para escuchar, también me presento como una profesionista del Derecho que ha dedicado su tiempo a la defensa, educación, promoción y difusión de los Derechos Humanos; principalmente en el Estado de Baja California.

Crecí en Tijuana, rodeada de conocimiento científico, educación religiosa católica y gente muy interesante con la que platicar e intercambiar ideas. Mi padre fue un psiquiatra comunitario tijuanense y mi madre es psicóloga infantil, soy la mayor de cuatro hermanas. Ahora todas somos profesionistas dedicadas a la mejora de la calidad de vida de las personas física, mental y legalmente.

Al haber nacido en Barcelona soy mexicana por nacimiento, me aferré a conocer más de la cultura mexicana y sus regiones; me he identificado siempre como tijuanense. Por ejemplo: me gustó conocer Historia de México y Civismo, debatir en la primaria asertivamente y reconocer la interculturalidad.

Hago el esfuerzo por ser Comisionada del ITAIPBC para continuar proyectos dirigidos a difundir la cultura de la igualdad, la paz, los derechos humanos y la democracia. Porque sé que desde ahí podré impulsar con mayor fuerza la idea de que el derecho al acceso a la información es una vía para transparentar las prácticas democráticas igualitarias.

Me integré a las acciones a favor de la sociedad civil a partir de 1994. Conocí a muchos defensores de derechos humanos cuando eran funcionarios públicos y al revés. Fui alumna del periodista español José Merino Millán, redactaba su columna en una máquina de escribir para El Mexicano, del cual había sido fundador. Él me enseñó de economía: de conocer los derechos humanos en indicadores y cifras.

Fui parte de la función pública en el Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, ahora Secretaría. Aprendí de administración pública, planeación, presupuestos, evaluación, transparencia, armonización legislativa y otros procesos gubernamentales. Tuve la oportunidad de entender cómo funcionaba la planeación estratégica en espacios más democráticos desde el lado del gobierno de una de las ciudades donde los derechos humanos se encuentran transversalizados en las políticas públicas. Hay mucha más contraloría social que otras entidades, allá donde los partidos no tienen otra que integrarse a las políticas de inclusión e igualdad porque hacerlo diferente les hace verse anticuados y poco actualizados a las formas internacionales y a los derechos humanos.

Veo que la Cultura de la Transparencia se mantiene alejada de espacios sociales como comités vecinales y mientras se aleje la rendición de cuentas de los espacios de participación ciudadana se mantendrán las estructuras osificadas y homogéneas de las mismas personas participando en los mismos eventos. Busco centrar mi trabajo, además de ciudadanizar el derecho al acceso a la información, en sacar de las élites del conocimiento estos datos.  Mi objetivo es llevarlos a espacios donde la información genere acceso efectivo a los derechos de las personas y se llegue a sancionar a quienes obstruyan este derecho o lo nieguen.

Tengo especial interés en la preservación de archivos de los que se puede desprender información que nos oriente históricamente en materia de Derechos Humanos, Economía, Salud y Migración, entre otros temas de importancia regional. Considero generar acciones binacionales con el vecino país del norte pues he sido parte de delegaciones diplomáticas que reconocen modelos de activismo y organización social a favor de los grupos vulnerados. Podríamos retomarlas en la región Baja-Cali.

La convivencia con el Dr. Martín Vera me ayudó a reconocer la Métrica del Gobierno Abierto y ver cómo desde estos espacios podemos hacer valer derechos de todo tipo. Conozco la urgencia de ciudadanizar el gobierno y me propongo como parte de la Sociedad Civil interesada en darle una oportunidad más a la democracia incluyente, paritaria y participativa.